Siete años sin el Che, por Alicia Eguren

No, no era un general ni un comandante
Era eso, y mucho más era, era un Hombre.
Los textos que fabrican las estampas
Reverenciales toscas y amañadas
nunca podrán con él porque se escurre
nunca podrán con él porque es más cierto.
Y su sonrisa irónica y tan dulce dirá desde la vida y desde Higueras:
“Este es el hombre, nada, y sin embargo esto es el hombre, todo y adelante.
Se le dio la embriaguez y demasiado , y aquel destino en rayo le pesaba y era un destrozo diario, un desespero
por partir – más allá de la victoria –
por partir – más allá de la derrota –
por compartir al último olvidado
por sacudir al hombre en los umbrales
de su sueño vacío y más antiguo.
Dicen que el Congo si porque era llave
de la creciente presa del Imperio.
Dice que Ñacanhuazu encorazona
La estrategia global del continente.
Y eso era cierto si, pero no todo
Pero no todo en fin, solo un pedazo.
Y el mundo nuevo y desigual ardía
Y dentro de él ardía su mando nuevo
– Los años y los huesos de los hombres son frágiles también y sin remedio.
Y el mundo nuevo es sólido y sensato
Está escindido, ayuda, coexiste, polemiza, fintea, conferencia
pero hay millones, más de mil millones
que volverán al polvo en las tinieblas.
Y tu verdad, la grande, la candente
Tropezaba con muros de respeto
Se estrellaba en pasillos maldicientes
Los doctos que sumaban sonreían.
Eras “una gran ejemplo” “un gran estoico”
pero el dictamen siempre:
“un pequeño burgués aventurero”.
Eras un desgarrón en las entrañas
de lo cristalizado y conveniente.

Partiste no a triunfar y los sabías
partiste a comenzar y dar ejemplo.
Eras un corazón porfiado de hombre solo
y un cuerpo enfermo que nos contenía a todos
y aquellos ojos grandes que manaban
tristemente
toda la humanidad.

Discutirán el foco y tu ortodoxia.
No saben tu pela contra el tiempo
Ni que la historia no te dió otra chance.
Pero el obrero, el pobre, el estudiante,
el campesino que emerge de su noche
todo el que está en revuelta y en rechazo
profesional o cura, negro o blanco,
no escarbará los pelos en la sopa
y entienden simplemente todo esto
y caminan por todos los senderos
que abriste adentro, más profundo, al fondo
sacudieron los nuevos falsos dioses
para que surja el hombre que ignoramos.

Y te mataron –claro no estás muerto–
Al borde de tu tierra
“….. pero en el sur hay un inmenso
país convulso y triste como tus ojos
un esqueleto adolescente que no se incorpora.

Porque serás de todos tan querido
pero con esa peculiar manera
de echar a broma lo que más amabas
a tus pagos venías a hacer la guerra.

Todo esto te decimos sin retórica;
a la vieja aplastabas, y a la nueva
con tu parca palabra en desentrañe
con tu alba roja disconforme y cierta.

Hace siete años y el dolor no afloja
y no hay victorias aún, hay muchos muertos
y hay atajos confusos, retrocesos
hay espejismos súbitos, te niegan
te olvidan, te ironizan, pero siempre
vuelves con tus verdades, rehaciéndote.

Compañero de todas las batallas
con nosotros estás, pero estás muerto,
y eso si nos permites, no podías
como dijiste de Lenin
Don Quijote, eso sí está mal hecho.

“Ah, si te levantaras, querido nuestro,
con tu gran cuerpo
con tu corazón porfiado de hombre solo pero que nos contenía a todos”

Pero igualmente sigues caminando
Como en un viejo sueño insomne, y todos.

En cada lucha tu estrella madura.
Y llegarás sin tiempo a la victoria.

ALICIA EGUREN

 

*Publicado en la Revista “COMPROMISO N° 3”. APUNTES SOBRE EL CHE, POR JOHN WILLIAM COOKE. RECOPILADO POR ALICIA EGUREN. Año 1. Número 3. 1974. Páginas 32/35

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: