Facundo Astudillo Castro: una desaparición forzada aún sin imputados

Desde el 30 de abril Facundo Astudillo Castro está desaparecido. La última vez que se lo vio con vida fue mientras dos policías lo subían a la parte de atrás de una camioneta policial. Así lo afirmaron  tres testigos que se presentaron voluntariamente a prestar declaración en la causa que se investiga como desaparición forzada de persona, a cargo del fiscal federal  Santiago Ulpiano Martínez.  Antes de pasar a la justicia federal, la investigación estuvo a cargo de la justicia provincial, desde donde se  decidió perder tiempo y pruebas valiosas durante 40 días.

Dialogamos con Margarita Jarque, directora de litigio estratégico de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) que, en su carácter de Mecanismo Local de Prevención de la Tortura, se presentó como querellante: “La prueba central es la investigación de la pista policial, fundamentalmente de los móviles policiales, de los teléfonos celulares que sistemáticamente la justicia provincial negó su secuestro” afirmó Jarque. 

 

 Por Revoluciones.net 

 

-No hay rastros de Facundo Astudillo Castro desde  el 30 de abril. ¿Qué indicios hay para sospechar de la participación policial en lo que se está investigando como desaparición forzada?

Margarita Jarque: Cuando hablamos de causa hablamos de la que se encuentra investigando en este momento la justicia federal, a lo que se ha adjuntado la investigación que realizó durante 40 días la justicia provincial, en cabeza de la fiscalía descentralizada que se encuentra en Pedro Luro articulada con una fiscalía de Bahía Blanca. Ahí lo que se constata, a pesar de los silencios policiales y contradicciones que existen en la causa, es que la última vez que Facundo es visto con vida, a través de tres testigos que se acercaron voluntariamente a prestar su declaración, la ultima vez que Facundo es visto con vida, es visto a la vera de la ruta con un patrullero, siendo subido a la parte posterior del mismo. Eso es lo que existe como última noticia, es decir, el Estado, personal del Estado, policías del Estado allí abordándolo en soledad. Por lo tanto, eso es lo que marca la ruta de esta causa que se investiga como desaparición forzada de personas. A esto se suma la falta de investigación diligente rápida que debe hacerse en este tipo de casos, la falta de enfoque de desaparición forzada de personas, y la desaparición forzada es un delito federal, por eso pasa a la justifica federal.

-¿En qué estado está la investigación? ¿Hay imputados/as? ¿Los policías que intervinieron en los retenes donde se lo vio por última vez con vida fueron trasladados? ¿qué medidas se solicitaron para avanzar en la investigación?

MJ: Desde el pase a la justicia federal la investigación está en una instancia embrionaria, recuperando el tiempo perdido, con las medidas que durante todo ese largo período de la causa en la instancia provincial no se tomaron. Desde los pedidos de informes de entradas, salidas del país, movimientos dentro del propio país, etc. hasta la prueba central, que es la investigación de la pista policial, fundamentalmente de los móviles policiales, de los teléfonos celulares que sistemáticamente la justicia provincial negó su secuestro. Fundamentalmente las medidas que se han solicitado se han centrado en eso. En poder profundizar precisamente la pista policial, se han secuestrado automotores y se han peritado,  se analizará la Localización Vehicular Automatizada (AVL). Es difícil pensar que pueda haber rastros tanto tiempo después pero no hay que descartar que pueda haber indicios también en ese tipo de prueba. Y, fundamentalmente la prueba que se produjo en el día de hoy (por el Martes 14 de Julio), que fue el rastrillaje de una zona absolutamente amplia de la Ruta Nacional N°3, por todo el recorrido, reconstruyendo el camino que hizo Facundo ese día.

No hay imputados. Los policías están ubicados en los diversos tramos, vamos a ver qué pasa con los indicios que se estan investigando en estos días.

(Entre los policías están: Jana Jennifer Curuhinca y Mario Gabriel Sosa, que habrían tenido contacto con Facundo en el primer reten que pasa, donde le labran el acta y le avisan a la madre. Siomara Ayelén Flores, que declaró que ella lo llevó desde Buratovich hasta Origone y  Alberto González, que, siempre según la versión policial, lo interceptó a Facundo en Origone, pero lo dejo ir. Con un detalle, se contradijo: primero declaró que Facundo se fue en una camioneta blanca y luego declaró que se fue a pie).

Mapa Pedro Luro - Bahía Blanca 1

-¿Que vínculo encuentran entre el aumento de casos de hostigamiento policial y el período de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, decretado desde marzo de este año?  

MJ: Lamentablemente los números, las estadísticas hablan de un crecimiento exponencial lo cual es muy preocupante. Creemos que tiene que ver con este dominio de la escena pública más acentuado por parte de las fuerzas de seguridad, de la policía en particular. Viejos resortes que funcionan automáticamente en la policía: la estigmatización de los barrios pobres, de los pibes pobres, de quien se traslada en una moto, de quien, como en el caso de Facundo, en algún sentido  vulnera una norma para dirigirse hacia un lugar, pero simplemente vulnera una norma. Esta  actuación mucho más violenta  se constata en esta cuarentena, en este aislamiento.

-¿Cómo evalúan el accionar del Ministerio de Seguridad bonaerense en el caso?

MJ: Vemos con preocupación el accionar del Ministerio de Seguridad, en el sentido de precisamente no tener mensajes claros respecto de las propias fuerzas de seguridad, y creemos que esto repercute. Por lo tanto, es preocupante que constatándose los hechos que se constatan y fundamentalmente la gravedad del caso de Facundo, no existan unos mensajes más contundentes hacia las fuerzas de seguridad. Lo vemos con mucha preocupación

-¿Qué implica para la CPM, como organismo de Derechos Humanos, estar como querellantes en  una nueva desaparición forzada en democracia?

MJ: Ser querellantes en una desaparición forzada lo entendemos como un compromiso, pero también lo sentimos como un hecho muy doloroso. Fue muy larga, muy profunda y muy fructífera la lucha de las madres, de las abuelas de plaza de mayo, de los organismos, en relación a la vigencia de los derechos humanos y por un verdadero Nunca Más. Con el caso de Maldonado, con los hechos en relación a Facundo, con tantos hechos que han tenido mayor o menor trascendencia pero que han sido desapariciones de personas, tenemos una profunda preocupación y también un profundo dolor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: